miércoles, 30 de mayo de 2012

LOCA NOVELIFE



Autora: Elvira Rebollo
Editorial: Ediciones baile del sol
Año lanzamiento: 2011
Precio: 12,00 €
ISBN: 978-84-16019-35-0
Sinopsis:
Eugenia Ramirez, una bilbaina de 30 años, es profesora universitaria  en un pequeño pueblo de las montañas de West Virginia. Sus deseos de convertirse en escritora la llevan a Nueva York para cursar un Master en creación literaria. Allí conocera a Ricardo Reinosa, un reputado profesor, quien le aconsejara como convertir su vida en toda una novela.

Opinión personal:

En el blog de Carmen, Carmen y Amigos hace poco más de un mes se organizo una lectura conjunta, el libro a leer era Loca Novelife de Elvira Rebollo, y para participar en el blog se sorteaban 10 ejemplares si te apuntabas entre las 10 primeras, y tuve esa suerte. Y aquí esta mi reseña.
La verdad es que el libro no me llamaba mucho la atención, mas que nada porque el titulo no me  decía nada. Pero era la primera vez que participaba en una lectura conjunta asi que… Me anime 
Esto cambio para bien, cuando comencé a leer el libro, aunque he de decir que es como si la autora el libro se hubiera vuelto loca, y hubiera comenzado a escribir el libro según le venían los recuerdos a la cabeza, es decir totalmente desordenados.
Lo que hace que sea un autentico lio. Pero la verdad es que el libro ofrece frescura, es una manera nueva de escribir, el libro lo que hace es que leas un capitulo y te partas de la risa, y a continuación leas otro y te de mucha pena. (Yo no he llegado a llorar con él, como he leído por ahí). Y otra cosa que hace que el libro sea muy ameno, es que son solo 130 paginas y con un lenguaje muy coloquial, el que usamos todos muy a menudo.
La verdad es que parece que Eugenia habla contigo de tu a tu, y  no tiene para nada un lenguaje complicado. Imagina que estas hablando con una amiga, que hace tiempo que no ves y que esta contando como le va la vida, eso es libro, para mi. Es como si una amiga me hubiera contado lo que ha sido de su vida, después de muchos años sin vernos.
Bueno, y sin mas yo creo que ya esta …
Esta es mi opinión acerca de Loca Novelife. Y en resumen os digo que si teneis tiempo y podeis leerla lo hagáis que son pocas paginas y no se tarda nada en leer. Descubrireis una nueva forma de escribir a la que estamos poco acostumbrados.
Mi puntuación es de 7,5/10

martes, 29 de mayo de 2012

Náufragos en San Borondón


Feliz por participar en este nuevo libro que publica la editorial canaria BAILE DEL SOL, con título Náufragos en San Borondón y tras la selección de Javier Vázquez Losada.
“Esta antología reúne, entre voces consagradas y emergentes, a buena parte de los mejores narradores en breve de España y América Latina, bajo el pretexto de un naufragio voluntario en la isla de San Borondón, un lugar mítico desde el que todos estos autores escriben sus relatos antes de que la niebla o el océano hagan desaparecer de nuevo la isla salvavidas. Náufragos en San Borondón es la literatura hecha tierra en medio del Atlántico, un puente de letras entre España y América, el lugar donde sus treinta cuentistas escriben acerca de la pérdida y el siniestro como la única forma, quizá, de acceder a la isla misteriosa para que la mejor narrativa breve encuentre su escenario. Pasen y lean, háganlo antes de que las aguas inunden de nuevo San Borondón, la isla sirena, antes de que los relatos de este libro no sean más que un recuerdo difuso entre la niebla y se pregunten si algún día existieron”.
Los autores que participan son: Amir Valle (Guantánamo, Cuba, 1967), Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977),Antonio García Ángel (Cali, 1972), Carlos Frühbeck Moreno (Burgos, 1977), Edmundo Paz Soldán(Cochabamba, 1967), Eduardo Halfon (Guatemala, 1971), Fernando Clemot (Barcelona, 1970), Francisco Alejandro Méndez (Guatemala, 1964), Francisco Balbuena (Madrid, 1966), Gustavo Nielsen (Buenos Aires, 1962), Ignacio del Valle (Oviedo, 1971), Iván Humanes (Barcelona, 1976), Javier Moreno (Murcia, 1972), Javier Vázquez Losada (Orense, 1967), Jorge Díaz (Alicante, 1962), José Luis Muñoz (Salamanca, 1951), José María Merino (La Coruña, 1941), Juan Carlos Márquez (Bilbao, 1967), Juan Carlos Méndez Guédez (Barquisimeto, 1967), Juan Soto Ivars (Águilas, 1985), María Zaragoza (Campo de Criptana, 1982), Marian Womack (Cádiz, 1975), Miguel Barrero (Oviedo, 1980), Norberto Luis Romero (Córdoba, Argentina, 1951), Paula Lapido (Madrid, 1975), Recaredo Veredas (Madrid, 1970), Ronaldo Menéndez (La Habana, 1970), Sergi Bellver (Barcelona, 1971), Vicente Luis Mora (Córdoba, 1970) y Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, Puerto Rico, 1970).

Recomiendo para el interesado en estos náufragos que frecuente el blog de SERGI BELLVER, que en breve dará más noticias sobre presentaciones y demás cuestiones.

lunes, 28 de mayo de 2012

UN ESCALERO BAILANDO AL SOL


La Editorial Baile del Sol publica HOLA FONDO SUR, Daniel Ortiz Peñate. Una road novel clave para comprender la fascinación por los libros que publicamos en Ediciones Escalera

La publicación coincide con el vigésimo aniversario de Baile del Sol y con el cuarto año de maridaje con Escalera en la Feria del Libro de Madrid (caseta 286)


FICHA DEL LIBRO

Editorial Baile del Sol
Título: Hola Fondo Sur
Autor: Daniel Ortiz Peñate
ISBN: 978-8415019-99-2
Fecha: mayo de 2012
Número de páginas: 337
Colección: Dando Pata (nº11)
Tema: Novela/narrativa de viajes
Diseño de cubiertas: Ramón Buzón
Distribución: Mahidisa, Liteca, Gaia Llibres, Ícaro, Elkar Banaketa, Mares de libros, Terrier, Besai

SINOPSIS

Año 2003. Tras romper definitivamente con Silvina y acabar su contrato en una agencia de cooperación en Sudáfrica, Andy Tirzo, becario de 27 años, siente que nada le ata ya a ningún lugar y decide emprender un viaje anárquico por Sudamérica, un periplo de más de 12.000 kilómetros por Brasil, Paraguay, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Colombia; una búsqueda incierta que terminará por cambiar su vida para siempre gracias al camino y las gentes que por él pululan. En su deriva Andy visitará muchos de los paisajes míticos de su joven imaginario forjado entre lecturas nocturnas y documentales de la 2, lugares como La Higuera, la aldea de Bolivia donde mataron a Ernesto Guevara; las alturas del Machu Picchu; los desiertos chilenos; la Cordillera; la estepa argentina y su fondo sur: Ushuaia, para ser engullido por una espiral de emociones llamada Buenos Aires, antes de poder escapar de nuevo hacia el norte y, con suerte, vislumbrar su futuro mientras remonta el Amazonas hasta Colombia.
Al paso le saldrán personajes con existencias y acentos diversos, historias submundiales, como la de un agente del Mossad con aire de perdedor, una taxista paraguaya que sobrevive en la jungla de Buenos Aires, un fontanero australiano adicto al porno casero, un argentino deportado de Ibiza, una azafata chilena de la que se enamorará platónicamente, prostitutas, fantoches, y la vaga silueta de un chamán en las fuentes de un poderoso río al final de todo.
Entre conciertos de rock, poetas guía, sustancias, investiduras presidenciales, y con la foto de las Azores de fondo, el subconsciente del viajero se va liberando de etiquetas en pos de una libertad engañosa, ignorando aún su dependencia vitalicia de los autobuses que se marchan rumbo al sur, en suma, un esclavo de la búsqueda.
Una novela capaz de herir la sensibilidad de aquellos seres hipotecados a sus rutinas, una historia que podría arrastrarte a despertar un día a bordo de un avión o un bus mientras te preguntas: ¿Qué coño estoy haciendo?

EL AUTOR

Daniel Ortiz Peñate (Gran Canaria, 1975). Licenciado en Derecho, vivió en los años noventa en el Colegio Mayor San Juan Evangelista, donde se aficionó al jazz y al flamenco. Allí descubrió a los autores de la Generación Beat, a quienes estudió y rastreó durante quince años hasta fundar en 2007 junto a Talía Luis Casado el sello Escalera. Su trabajo como traductor comprende obras como Satori en París, Pic y Tristessa, de Jack Kerouac; Blade Runner: una película, de William S. Burroughs; La habitación, de Hubert Selby Jr.; Go (cotraducción con José C. Ortiz García) y The Horn, de John Clellon Holmes.

Antes de establecerse en el madrileño barrio de Lavapiés vivió en Wisconsin, Augsburg, Milán, Ciudad de Guatemala, Pretoria, Chipre y Budapest. En 2003 abandonó Sudáfrica para viajar en solitario durante seis meses por toda Sudamérica, aventura a la que seguirían cuatro meses en India y por todo el sur de África, continente al que se ha vuelto adicto. 
Ha publicado Suceso en un zoo ilógico (Premio de Relato Corto de CajaCanarias, 2003), las novelas Servilletas Desdobladas (Idea, 2006) y La hija de la Mula (Idea, 2007), además del libro de viajes Al Margen junto a Talía Luis Casado (2008). 
Actualmente trabaja en un libro sobre el Club de Música y Jazz San Juan Evangelista, un recorrido por los más de cuarenta años de vida de este histórico templo musical y de pensamiento.



http://escaletra.blogspot.com.es/2012/05/un-escalero-bailando-al-sol.html

domingo, 27 de mayo de 2012

Ana Teresa Pereira: Si no nos encontramos de nuevo

EL LENGUAJE es una piel: yo froto mi lenguaje contra el otro." Hay por lo menos dos buenas razones para abrir este texto con una referencia directa a Barthes. La palabra "masaje" no parece el más apropiado para un libro cuyo tesoro más duradero (y casi secreto) se encuentra en la delicadeza y el rapto decir rara - pero la idea, esto no podría ser más apropiado. 

foto
Autores: Ana Teresa Pereira 
Título: Si no nos encontramos de nuevo
Traducción: Silvia Capón Sánchez
Editorial: 
Baile del Sol
154 páginas, 12 euros
Debido a que desde el principio hasta el final de "Si nos encontramos de nuevo" Ana Teresa Pereira crea un pequeño mundo en el que el lenguaje tiene como objetivo al tacto, el sentido del tacto, un mundo en el que sólo entra a través de la piel. Y porque, aquí, el idioma, en lugar de servir a la linealidad de los hechos hasta que el orden de instalación de tejer la trama de la narración, como una especie de sensacionalismo, o, para usar una palabra cara a Ashley, el impresionismo. Y, si este texto comienza con una cita, también es uno que puede ser una de las razones principales para la adhesión o la retirada del lector en relación con este universo: el uso recurrente de citas y referencias a la pintura, el cine, la literatura. Un detalle más: "Si nos encontramos de nuevo" no es (sólo) un libro sobre el amor, no es (sólo) un libro sobre la muerte - es decir, contra toda evidencia de lo contrario, una novela acerca de la resurrección. 

Ana Teresa Pereira nació en 1958 en Funchal (Madeira). En 1989 publicó su primer libro, “Matar a la imagen”, que ganó el Premio Caminho Policial. En 1990 publicó la novela “Los personajes” y también debutó en la literatura juvenil con “La casa de arena” y “La casa de los acantilados”. Desde que dio comienzo su andadura literaria, ha publicado regularmente al menos un título por año, por lo que cuenta ya con más de 30 obras editadas. La singularidad de su mirada y la concisión de su escritura otorgan a Ana Teresa Pereira un lugar destacado en la literatura portuguesa actual. 




Escrito por JOÃO BONIFÁCIO
  
sábado, 19 de mayo de 2012

http://www.elojocritico.net/index.php?option=com_content&task=view&id=1288&Itemid=37#.T8IbY0BL1io.facebook

FERIA DEL LIBRO DE MADRID - DOMINGO 27 - CASETA 286

DOMINGO 27:

De 12.00 h a 14.00 h.
Alberto García Teresa (Oxígeno en lata)



De 12.00 h a 14.00 h.
Daniel Ortiz (Hola Fondo Sur)




De 18.00 a 19.30 h.
Juan Enrique Soto (El silencio entre las palabras)

viernes, 25 de mayo de 2012

Estamos en la Caseta 286 de la Feria del Libro de Madrid


Como un año más, compartimos con los amigos de Ediciones Escalera, la caseta en El Retiro, esta vez la 286, dentro de la Feria del Libro de Madrid. Te esperamos por allí desde hoy hasta el domingo 10 de junio. Que ustedes lo lean bien.

“Stoner” por John Williams


11 670x1024 Stoner por John Williams

John Williams es un autor, poeta y profesor norteamericano realmente poco conocido; de hecho acepto que jamás en mi vida había escuchado hablar de su trabajo ni su persona. Nacido en el año 1922 y con muy poca presencia como escritor pero con una gran calidad y que solo llega a editar cuatro novelas y dos poemarios. Su novela mas conocida es “Stoner”, una obra redonda y hermosa donde Williams mezcla perfectamente ficción con su vida. Recientemente “Stone” logra llegar algo lejos mediaticamente y entre los enfermos de literatura gracias a un artículo que pública Enrique Vila-Matas en El País de España reseñando este libro como uno de los mejores que ha leído recientemente.
“Stoner” puede parecer a primera vista una novela relativamente sencilla y banal, las vidas de seres comunes y corrientes donde en realidad ninguno de ellos brilla por algo en especial, pero la obra al ser escrita con tanta calidad y tan buena prosa a medida que se avanza nos va sumergiendo en esta historia que podría ocurrir a cualquiera de nosotros.
Williams nos describe a un profesor noble que decide desde muy joven dejar su pueblo natal cuyo futuro solo le preparaba ser un humilde agricultor como su padre, pero al abandonar todo logra convertirse en un profesor universitario de buenos sentimientos y que la vida lo lleva por los caminos de la desesperanza y la decepción, cada uno de los personajes que van apareciendo a lo largo de la lectura son personajes redondos, ninguno le sobra o le falta absolutamente nada; cada uno se convierte en un despertar de un día a día para un ser cuya personalidad inquebrantable a pesar de todo lo que le toca vivir afronta cada cosa de manera calida y con fuerza.
Su esposa que inexplicablemente desde el primer día de matrimonio decide volver su vida una pesadilla a pesar de tener a su lado a un esposo lleno de virtudes y con un respeto absoluto hacia ella, su negación a entrar a la primera guerra mundial junto a sus amigos y la perdida de ellos en la guerra, las grandes decepciones en la universidad, la lucha con los directores que sin razón alguna tratan de convertir su vida y su trabajo en pedazos, un encuentro con una amante donde al fin encuentra el verdadero amor pero no lo conoce realmente hasta que lo tiene que sacrificar y dejarlo todo a un lado en el olvido o citando a Faciolince convirtiéndose en el olvido que seremos.
“Stoner” posee desde el comienzo un ambiente de melancolía y redención con un personaje perfecto con nobleza, virtudes y errores, pero que su belleza como hombre hace que cada error lo diga y lo supere con orgullo, que para Stoner cada situación es simple y solo tiene que aprender a llevarla sobre sus hombros hasta el final de sus días. La novela es un viaje acompañando a un personaje hermoso y estoico. El final es una de las despedidas mas perfectas y tristes que se han escrito; de hecho, “Stoner” gran parte de la critica la han considerado una novela perfecta, no estoy seguro si en lo personal la calificaría tan valientemente de esa manera, pero lo que si es sin duda es una novela con una carga sentimental preciosa, un ambiente melancólico y triste alrededor de un personaje tímido, maravilloso y esplendido, con una honestidad como ser humano y como hombre simplemente perfecta.
John Williams ha logrado al menos para mi criterio que “Stoner” sea un de esas obras que son imprescindibles en mi biblioteca, una de esas novelas que en unos años sin duda agarrare nuevamente y la disfrutare mucho mas que en este momento de mi vida; “Stoner” es de esas novelas que a medida que uno envejece la novela se convertirá en un libro mucho mejor escritor sin haberle cambiado ni una sola palabra.
“Stoner” 
John Williams
Editado por Baile del Sol (1965 / 2010)
240 paginas
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)


Sigue leyendo en panfletonegro: http://www.panfletonegro.com/v/2012/05/23/stoner-por-john-williams/#ixzz1vsGcHcWI 
Under Creative Commons License: Attribution

miércoles, 23 de mayo de 2012


Los artistas, por Javier Cánaves


Editorial Baile del Sol. 97 páginas. 1ª edición de 2011.

Hace ya un año y medio hablé de la primera novela de Javier Cánaves (Palma, 1973), titulada La historia que no pude o no supe escribir (Baile del Sol, 2009) (pinchar AQUÍ). También he comentado en el blog que, tiempo antes, después de haber leído sus libros de poemas Por fin has conseguido que odie el blues (Premio Hiperión, 2003) y El peso de los puentes (Premio ciudad de Palma, 2005), gracias a internet, le he conocido en persona, y mantenemos una amistad en la distancia que consigue hacerse presencial un par de veces al año. Así que, además de que compartimos editorial –Baile del Sol–, el autor de esta novela es un amigo.
Fui a buscar Los artistas a la Casa del Libro de Goya, y aunque me dijeron que la habían tenido no estaba en ese momento y la tuve que encargar. A la semana pude recogerlo.

Cuando leí La historia que no pude o no supe escribir, dije sobre ella: “Esta será una historia de juventud, o del fin de la juventud”. En esa primera novela publicada de Cánaves, el personaje va a cumplir los 34 años y decide evocar, en una sola noche, sentando frente a una pantalla de ordenador, el recuerdo de un amor que marcó el fin de su juventud.
En Los artistas el recuerdo de la juventud también corroe al personaje principal, Julio Cantallops: “Los sueños de una juventud que se resiste a abandonarte siempre acaban enturbiando, modificando, posponiendo los planes de futuro, nunca realistas, asequibles, siempre entreabierta una puerta a lo imposible o quizás sólo improbable” (pág. 11, y primera del libro); pero, aunque el tono es parecido al de su anterior novela, Los artistasanaliza otra faceta del fin de la juventud, ya que, además de asumir la falta de intensidad de las relaciones amorosas adultas, se incide sobre la derrota que supone no haber alcanzado los sueños artísticos que parecían abrirse ante nosotros (en caso de tener sueños artísticos) a los 20 años: “En realidad no estás donde quieres estar, no ocupas la posición que crees que te mereces, aunque hay veces (es cierto) que disfrutas de un modo enfermizo de la autoflagelación” (pág. 17).

Javier Cánaves, aunque ha cambiado el nombre de su personaje, de Javier Cánaves a Julio Cantallops (se mantienen sin embargo las iniciales, JC), juega en Los artistas a la autoficción: el personaje tiene la misma edad que el autor cuando escribe la novela, ganó varios premios de poesía en el pasado (un pasado que empieza a sentir como lejano), publica artículos en un periódico local, tiene un trabajo fijo que poco tiene que ver con la literatura, y vive en una ciudad que es fácil identificar con Palma (es recurrente la imagen de la catedral en el paseo marítimo); y si uno es seguidor de su blog (Tu cita de los martes) no es difícil encontrar similitudes entre el estilo de las entradas publicadas ahí y el de su novela.
Pero Javier Cánaves, aunque se sirve de Julio Cantallops para exorcizar algunas de sus obsesiones, no es su personaje, o no es exactamente su personaje (al menos en la medida en que yo puedo conocerle).

La temática de Los artistas (la derrota del sueño de ser reconocido como escritor) me ha parecido tratada con una intensidad más madura que la de La historia que no supe no pude escribir, donde se hablaba principalmente del fin del sueño del amor juvenil. La prosa de esta segunda novela evoca –de una forma más precisa– el estilo poético, opresivo, detenido y denso de las obras de Juan Carlos Onetti, al que Cánaves admira.

Además, los recursos narrativos son aquí más ricos:
Se emplea una segunda persona que interpela continuamente al personaje, y que podría ser interpretada como una conversación del autor consigo mismo, además de invocar continuamente al lector. Una segunda persona que había visto usada hasta ahora sólo en dos novelas de Carlos Fuentes (Aura e Instinto de Inez) y en A bordo del naufragio de Alberto Olmos.
También podemos aproximarnos en Los artistas a la figura del personaje retratado, Julio Cantallops, a través de páginas de su diario, de sus artículos publicados en el periódico local, o incluso a través de sus poemas.
Además existe un curioso juego de voces narrativas: los capítulos múltiplos de 3 están narrados en primera persona por el personaje de Samantha Roten, una de las mujeres que Cantallops va a conocer en una de sus noches de bebedor solitario, que en un futuro –lejano al tiempo principal de la novela– contestará a las preguntas que un periodista le plantea sobre Cantallops. Un periodista que puede ser real o una ficción creada por la imaginación de Cantallops (un periodista que puede ser el mismo Cantallops investigando sobre su muerte o desaparición), en un juego ficcional que recuerda al de las novelas de Paul Auster.

El mayor logro de Los artistas es la recreación de una atmósfera, como ya apunté, densa y opresiva, de pura derrota onettiana; que en algún momento me ha hecho pensar también en algunos de los versos de Juan Luis Panero, al que tanto Cánaves como yo consideramos un referente: “Restos de una juventud que no termina de abandonarme. Este romanticismo grotesco, este creer en la belleza, en la necesidad de unos gestos triviales y ridículos” (pág. 65). Para crear esta atmósfera, Cánaves tiene sobradas dotes de poeta.

Y como debilidades voy a señalar dos:
Samantha Roten, una bebedora solitaria que Cantallops conoce en un bar, me parece que tiene un discurso demasiado artificioso para el personaje que representa. Por ejemplo, le dice a Cantallops (en la barra del bar): “Yo también he visto la vida desde una perspectiva muy distinta, llámalo juventud, ingenuidad, oportunidad perdida, etcétera, en fin, esa vieja historia, pero eso, claro, no me convierte en artista, para nada, hay que tener el don, hay que saber transformar el asco en belleza, en una de sus múltiples formas. Si no haces eso, no eres más que un pobre desgraciado con una historia triste que contar en la barra de un bar, una historia idéntica a la de millones de personas que buscan el refugio de la noche para huir de lo que ha sido y es su vida”.

Si bien la primera mitad de Los artistas me ha parecido potente, con una prosa muy intensa y labrada, he sentido, hacia el final del libro, que la capacidad poética del autor podía llegar a ahogar su vocación narrativa. Todas las escenas de este libro están contadas a través de la lúcida visión de la derrota vital; y yo avanzaba por las páginas como si estuviera leyendo poemas de Cánaves (los cuales admiro desde hace años); pero, quizás, sentía que se quedaba en un segundo plano la evolución de la historia en el tiempo, como si los encuentros de Cantallops con otros personajes, o las escenas descritas, no tuvieran capacidad para ejercer ningún cambio en la evolución de la trama, salvo en las últimas páginas, precipitando un final un tanto inverosímil (aunque muy onettiano, por otra parte).

Sé que Cánaves tiene otra novela terminada pendiente de publicación. Y sé que esta otra novela –que junto a las dos anteriores forma una especie de trilogía sentimental– tiene un número de páginas mayor que las dos que ya he leído.
Espero con interés descubrir cuál es la evolución del Cánaves narrador.

martes, 22 de mayo de 2012

Reseña LOCA NOVELIFE

Título: Loca novelife
Autor: Elvira Rebollo
Editorial: Editorial Baile del sol
Año: 2012
ISBN: 9788415019350
Nº de páginas: 138

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


RESEÑA:
Hace unas semanas Carmen nos propuso en su blog una lectura conjunta de esta novela dando la posibilidad de conseguir un ejemplar gratis para las diez primeras personas que se apuntasen a la misma. Tuve la suerte de ser una de ellas y a los pocos días recibí en casa mi ejemplar de Loca novelife, una novela cortita cuya lectura me mantuvo entretenida un par de horas de una tarde lluviosa de sábado.

La novela tiene por protagonista a Eugenia Ramírez, una joven treinteañera bilbaína, profesora universitaria en un pequeño pueblo situado en las montañas de West Virginia. El sueño de Eugenia es convertirse en escritora, por lo que cuando recibe la comunicación de que ha sido admitida para iniciar un prestigioso Master en Creación literaria en Nueva York siente que ha llegado la oportunidad que toda su vida ha estado esperando. Pero escribir una novela no es algo tan sencillo y será su profesor, Ricardo Reinosa, quien después de descartar el escrito que ella presenta, le aconseje escribir sobre su propia vida, contando cómo ha logrado sobrevivir en las montañas de la América profunda. Las diversas anécdotas y etapas por las que Eugenia ha pasado en su vida serán las que iremos descubriendo a lo largo de las páginas, en las que nos hablará de los periodos que ha pasado en diversos países y de sus relaciones tanto de amistad como sentimentales.

Aunque la historia me ha gustado, lo que más llama la atención en Loca novelife es su estructura, original e innovadora. La novela está compuesta por diversos relatos que nos muestran diferentes etapas de la vida de Eugenia. Estas piezas no están colocadas siguiendo una cronología lineal, sino que nos va contando tanto anécdotas de su infancia, como de su adolescencia o de los últimos años. Esto nos puede llevar a pensar que será una lectura difícil pero no es así, quizás al principio descoloca un poco porque no es lo que solemos encontrar normalmente, pero pasados los primeros tres o cuatro capítulos la historia se sigue muy bien y una vez que llegamos al final, hemos conseguido reconstruir la vida de Eugenia a través de todos estas anécdotas recogidas a lo largo de las páginas.

Estos fragmentos de su vida están agrupados en capítulos cortos, lo que da lugar a una estructura que junto con el lenguaje utilizado, sencillo, casi coloquial y de fácil comprensión, hacen que la lectura sea muy ágil y entretenida. También contribuye a ello que en la narración predominen los diálogos, bien estructurados, trabajados y realistas y en los que se ha reflejado con detalle la forma de hablar de los jóvenes utilizando expresiones típicas de esta edad.

Aunque hay algunos capítulos en los que se utiliza un narrador en tercera persona, la mayor parte de la historia está narrada en primera persona por Eugenia, convirtiéndola en protagonista indiscutible de la novela y logrando una mayor cercanía con el lector.

Es a ella a quien llegamos a conocer más en profundidad y es fácil establecer una conexión desde el principio, pues sus problemas y experiencias pasadas son en muchos casos similares a las que hemos vivido la mayoría, aunque en su caso en algunas ocasiones no están afrontados con mucha madurez. Es un personaje que está perfectamente definido y cuya personalidad llegamos a conocer en profundidad, resultando una persona cercana y real, como si hubiese sido sacada de nuestro entorno. Es una joven alegre, simpática, optimista, amable, cariñosa y aventurera pero que también atraviesa momentos depresivos, de tristeza, soledad y añoranza de tiempos pasados, unos mejores que otros. Comparte con el lector muchos de sus sentimientos y estados de ánimo y por lo tanto es inevitable que nos arranque una sonrisa cuando nos cuenta algunas de las situaciones en las que se ha visto implicada, pero que también sintamos su dolor y su nostalgia en otros momentos. Personalmente me ha parecido muy triste su infancia y la relación con su madre, es un solo relato en el que nos hace llegar esos recuerdos de niña pero consigue a través de él conmover al lector y sentir mucha tristeza por esa niña que lo único que busca es la aprobación de su madre, sintiéndose continuamente culpable.

El resto de personajes están muy difuminados, aparecen y desaparecen en la vida de Eugenia con tanta rapidez que es difícil hacerse una idea de cómo es cada uno en realidad. Esto tampoco es algo negativo ya que no necesitamos saber mucho más sobre ellos, el único que destaca un poco es su amigo Eduardo y por la forma en que ha marcado su vida, pero los demás no tienen demasiada importancia ya que son piezas puestas al servicio de la narración, sus vidas o personalidades no son determinantes ya que la que importa realmente en esta novela es Eugenia.

Creo que es una buena elección si queréis probar algo diferente, la estructura es original y aunque es difícil encuadrarla en un género concreto, puede resultar entretenida para cualquier tipo de lector ya que el estilo no es complicado y las vivencias de Eugenia son bastante cotidianas. Yo comparo su lectura con un diario, es como si hubiésemos cogido el de Eugenia y curioseado páginas al azar sin importar en qué orden, permitiéndonos descubrir los aspectos más personales e íntimos de este personaje. Podéis visitar el blog de la novela y leer alguno de los muchos relatos que la autora tiene, lo que os dará una idea de su estilo y de si os gustaría el contenido de Loca novelife.

http://eluniversodeloslibros.blogspot.com.es/2012/05/resena-loca-novelife.html

lunes, 21 de mayo de 2012

Luis Miguel Rabanal/Música para torpes (poema inicial), próximamente en Baile del Sol






Baile del Sol













NADA DE PREÁMBULOS

En televisión el político de turno grita.
Será que el tiempo no sabe hacer contigo
más que escribir las palabras
para al rato negar
con desprecio sus virtudes curativas.
Imagínate en el camino de Ceide.
La tarde de abril con sus desnevios,
el cielo que recuerdas.
Eras joven entonces,
tenías en tus manos el bobo poder
de los muchachos, o por lo menos la sombra
que los llevaba, un día, un día, un día,
a averiguarse deplorables, únicos.
Es decir, los únicos que golpean con pesar
las miradas secretas de los otros
dándoles la espalda,
cauterizando sus heridas sin temor.
Imagínate que sufres, que aunque la noche
no pueda ser lo que ellos aseguran, un lecho
para la fatiga y las crisis de flemas, te estorbas
a ti mismo que ya es, de por sí, estúpido.
Un cuerpo que no encuentras
y así no hay quien juegue al escondite,
ni a las tabas después de merendar
ni tampoco al buen amor.
Por de pronto has llegado hasta aquí
con tu voz que no cuenta sino alguna certeza,
de esas de guardar en cajas verdes
de viejísima hojalata.
Nada mejor para esta soledad
que tu falta de cordura,
que su piel para todos los incendios.
O eso o acabar, sin ton ni son, llorando.

http://elbluesdeluzazul.blogspot.com.es/2012/05/luis-miguel-rabanalpoema-inicial-de.html?spref=fb

sábado, 19 de mayo de 2012

POCIÓN Nº 19: "Loca Novelife" de Elvira Rebollo

No sabía nada de este libro hasta que lo vi en el blog de "Carmen y amig@s". Carmen venía anunciando que iba a haber una sorpresa y casi me la dejo pasar, pero mi hermana me avisó y, rauda y veloz, seguí las instrucciones que Carmen daba en su entrada y fui una de las diez afortunadas ganadoras de este libro que estoy encantada de tener en mi colección (todo esto ya os lo contaba AQUÍ). Así que gracias a ella y a la Editorial Baile del Sol, en pocos días lo tuve en mis manos.

No es el tipo de libros que suelo leer, pero algo me llamó la atención cuando leí su sinopsis y la palabra "original" se quedó instalada en mi cabeza. Cuando una obra te llama pidiendo que la leas, hay que hacerle caso. Y lo hice. ¿El resultado? Seguid leyendo...
 
Eugenia Ramírez es profesora y quiere convertirse en escritora, por lo que no dudará en liarse la manta a la cabeza y marcharse a Nueva York para conseguirlo. Allí, bajo la tutela del reconocido Ricardo Reinosa, aprenderá que hay formas de escribir y formas de transmitir lo que escribes y, mientras aprende todo esto, nos irá haciendo partícipes de los momentos más cruciales de su vida.
En el primer capítulo conocemos a la protagonista y también a muchos de los personajes que posteriormente saldrán en la novela. Además, descubrimos el momento origen de todo: Eugenia ha recibido una carta y trae buenas noticias. A partir de lo que ocurre en estas primeras páginas, se desarrollará el resto de la novela.
Conoceremos a los hombres de su vida: Abid, Pedro, Etienne y Eduardo. También a sus amigas: Margaret, Kayla, Marieta e Iratxe. A sus amigos: Eduardo, Fred y Ankit. Y, por supuesto, a su familia, especialmente a su madre.

"Loca novelife" es una novela corta, que se lee rápido porque además sus capítulos son breves y muy ágiles. No está dividida en capítulos numerados, sino que cada uno de ellos tiene un título, siendo el primero "Noticias, el comienzo" y el último "Noticias, el final", tras el cual vienen dos especie de apéndices que cierran el libro: una carta y un epílogo.

Lo primero que me llamó la atención de la novela es su estructura, muy original. No es cronológica ni se ciñe a ningún patrón, en un principio parece caótica, pero según vas leyendo encuentras un orden dentro de ese caos. La protagonista va narrándonos, a modo de relatos, episodios diferentes de su vida, unos del pasado, otros del presente, otros relacionando ambos tiempos, a través de los cuales vamos tejiendo la vida de Eugenia y rellenando las lagunas. Vivimos con ella amores, desamores, momentos trágicos, otros cómicos y más de una metedura de pata. Porque Eugenia, ahí donde la veis, es una joven muy patosa, que no deja de provocar, sin quererlo, situaciones de enredo donde no siempre sale tan bien parada como quisiera, pero que consiguen arrancarte, no sonrisas, sino carcajadas. Hay momentos en las que consigues "verla" y lloras sus penas y ríes con ella sus alegrías. 
El vocabulario que emplea la autora es coloquial, muy actual y está escrito de forma muy natural. A veces te plantea situaciones que son como la vida misma, muy reales. De hecho en algunos momentos llegas a identificarte con la protagonista. Esa visita médica de Eugenia me trajo recuerdos propios. Otro especialista, otra situación diferente, pero igualmente una clase magistral como la de Eugenia que tuve que vivir en primera persona hace años (esto lo entenderán quienes hayan leído el libro). Con el paso del tiempo, aprendes que muchos momentos puedes rememorarlos con una sonrisa en los labios y que incluso pueden convertirse en una batallita.

Un detalle que me resultó curioso es que la novela comienza con un narrador que, en tercera persona, habla de la profesora y lo que la rodea. Sin embargo, a partir del capítulo que lleva por título "Un día, dos vidas", la narración pasa a contarse en primera persona por la propia Eugenia. No sé si es algo premeditado o no.

Quizás el final fue lo que más me desconcertó y donde ahondó la autora en la parte más dramática de este libro, porque toda la novela es una mezcla de ambas cosas, dándote una de cal y otra de arena.

Para mí hay una frase, que aparece ya casi al final, que resume perfectamente el espíritu del libro.
Original, tierna, irreverente, asombrosa, dulce, descarada y divertida. Se me ha hecho corta, me hubiese gustado haber seguido leyendo y completando la vida de Eugenia Ramírez.
¿Recomendada? Sí, por supuesto.
Elvira Rebollo es licenciada en Filología Hispánica y, debido a su profesión, ha vivido en diferentes países. 

Desde el 2008 lleva un blog que da título a su primera novela:
 
http://loslibrosdelabruja.blogspot.com.es/2012/05/pocion-n-19-loca-novelife-de-elvira.html

viernes, 18 de mayo de 2012

La Niebla cumple con Gsús Bonilla/Menú del día... a día





Gsús Bonilla busca la esencia. Otros también lo hacen. Y yo.

Los otros no sé si son poetas. Bonilla sí. Yo no. Y creo que, como se apunta en el prólogo de este Menú del día... a día, es cuestión de fuego, de fogones, o, en este caso, para extraer esa esencia, de un horno que los alquimistas llamaron atanor y que él porta en su mirada, y de un alambique de calles por donde se va destilando la palabra hasta alcanzar la maestría y la pureza, como síntesis perfecta de la razón y de esa intuición que, como dice el maestro Lizano en La salvación de la mente, es la unión del alma y de la mente.

Y yo pienso que esa búsqueda es lo grande de la poesía de Bonilla, pues otros indagamos en pos de esa esencia avivando fuegos internos, en posadas de ruedas de carro o de molino estrelladas en cientos de folios di-vagando como jabalíes hociqueando el monte. Buscando la esencia, sí, sin saber qué es si existe, por ello creo que es necesaria la intuición, porque la razón no la ha diseccionado en un laboratorio, con lo cual y según ellos: no existe... o no existe todavía y puedes perder una vida en disquisiciones que sin subvenciones a la investigación y no sólo a la de los transgénicos y a la carne clonada de clembuterol que precisamente matan la esencia si esta existiese... que existe.

DE LEVANTARSE ESTÁN LLENAS LAS CAÍDAS    para Batania
en la vida, paciente,
como arroyos y caminos.
tropiezo, me levanto,
vuelvo a tropezar y me vuelvo a levantar.
sólo gente,
saturadas de aguas y piedras,
y yo en pie,
cada mañana... esquivo


zancadillas.


Estos versos destilados que aquí os presento son como ese buen orujo que consigue atrapar el espíritu de las hierbas en él maceradas. Llámalo reflejo, imagen, ideas que bullen mientras se retuercen en el alambique de la cotidianidad, y de las que el poeta, siempre atento como gran observador que es, intenta capturar en una libreta que porta consigo mientras mientras vive y embebe esa calle que nutre, le nutre.


POETA CUCARACHA (mi poema más lírico)
mientras pueda mudar
la piel
me comeré mi propia muda.


en mis poemas
el canibalismo
es una práctica común.


Todo esto va acompañado de dos acojonantes prólogos. En el primero, José Naveiras nos habla con tanto cariño de los menús del día que consigue que nos entre el hambre... que se lo pregunten al trozo de requesón y el chusco de pan duro que me metí a las seis de la mañana leyéndole... una novela gastronómica suya haría estragos en las despensas, joder qué sentimiento le da a la palabra culinaria. En el segundo, Andrés Ramón Pérez Blanco, una vez sentados a la mesa, nos desgrana con su maestría culinaria ese otro lado que pocas veces vemos, allí donde están los fogones y se cuecen los platos que hemos de degustar... aleccionador prólogo éste también, avivando el fuego... perfectos preludios para la fiesta gastronómica que sí puede darse en un menú del día, en este poemario queda así demostrado, comenzando con ese poema que os he puesto un poco más arriba, en donde el poeta muda pieles pero no su palabra, de eso va el menú.

Y el poeta, Gsús Bonilla, sigue buscando la razón de ser de la sencillez y para ello, a veces, es necesario regresar al origen de cuando en cuando para darse cuenta y asimilar el trecho caminado, y retomar si faltase alguna inquietud, una fuerza primigenia, aliento vital, re-hacerse, conjuntarse con lo que fue y lo que es, admirar el camino que le ha llevado a ser finalista del premio nacional de Poesía y seguir pateándolo con su estilo y sencillez.

Sabemos que de la palabra no se vive aunque considero que recorrer el camino y algún día morir con ella es la mejor muerte. Ese es el camino del poeta, de Gsús Bonilla, que da un recital junto con otros grandes y admirados poetas, este viernes día 11 allí donde todo empezó, en el Bukowski club esa espiral alambicada que diverge en varios tipos de elixires, cada poeta con su esencia, pero con la madre del fuego de la tierra azuzando su base y nuestro paladar.

Y bueno, pues a lo que voy... que tengo un ejemplar firmado, dibujado y dedicado por Gsús Bonilla para sortear entre los lectores, si alguno queda, de este Blues entre la Niebla que quieran y sepan responderme a una sencilla pregunta:

¿Qué lleva tatuado en el antebrazo izquierdo Gsús Bonilla?

Sé que no es la pregunta que en su día le pedí al autor, sé que llevo un retraso del copón, pero bueno, por no rebuscar y entendiendo que Gsús Bonilla sabrá disculparme ésta y otras cosillas, ahí queda.

Una maravilla, tú... que deberías comprar si puedes... si no lo puedes hacer, envíame un correo axenvinalia@yahoo.es o deja un comentario en esta entrada -que sólo yo leeré- con la respuesta y una dirección de correo en donde me pueda poner en contacto contigo... y el encabezado: Sorteo Menú o similar.

Recuerdo que pese a... y pesa mucho... que me jode, vamos... que no puedo enviar libros fuera de esta piel de toro castrado madeinchina y con la marca merkel a fuego en donde vivo y sufro la dictadura neomierda de un bipartidismo de mangantes... por ser suave
...

ya sabes
...

jueves, 17 de mayo de 2012

LOCA NOVELIFE - Elvira Rebollo


Primero de todo, quiero agradecer a Carmen del blog Carmen y Amigos y a Ediciones Baile del Sol por el libro, ya que sin la colaboración de ambos no habría podido tener la oportunidad de leerlo, ya que este libro forma parte de una lectura conjunta con otros participantes que también cuelgan sus críticas y podréis acceder a ellas aquí.

Comencé la novela con ganas, ya que parecía que la gente de la lectura conjunta hablaba muy bien de él. Enseguida comencé a reírme como una loca con lo que iba contando la protagonista, pero hubo un capítulo que me dejó en shock y paré su lectura. Era un capítulo diferente que no terminaba de encajarme en ningún sitio. Estuve enfadada bastante respecto a esto, pero al día siguiente, hice de tripas corazón y continué. ¡Qué ilusa! Si lo hubiera hecho antes, lo hubiese comprendido todo.

La historia, enseguida fue tomando ritmo y es que te hace reír un montón con las peripecias de la alocada protagonista.
A modo de capítulos sueltos acontecidos en su vida, vas conociéndola, a ella y a sus amores, sus trabajos y sus viajes. Una forma original que da las pinceladas justas para que seas capaz de ver transcurrir los años por la protagonista de una forma muy dinámica y fluida. Pues la autora ha tenido la feliz idea de contarnos la vida de esta persona con relatos entremezclados de diferentes épocas y en total desorden cronológico que, aunque al principio choca sobremanera, enseguida entiendes esta lógica perversa y te amoldas a la historia que al final del todo, te das cuenta de que ya has conseguido armar el puzle en tu cabeza sin que te hayas dado cuenta.
La protagonista es muy simpática y divertida, me he sentido identificada con ella en diferentes aspectos y es que es una persona normal y corriente, muy actual y que puede ser cualquier amiga o incluso vecina: patosa, sociable, alocada y muy divertida que intenta hacerse un hueco en el mundo. El resto de personajes de la historia, también terminan resultando entrañables a su manera. Algunos se conocen algo más a fondo, otros menos; pero todos son de vital importancia para conocer la historia de Eugenia que es alrededor de quien gira toda la trama.

Eugenia es una chica de Bilbao de 30 años que trabaja en la Universidad de West Virginia. Un día recibe una carta que la lleva a Nueva York, a comenzar un curso de un Máster de Creación Literaria y ahí es donde comienza todo cuando su profesor Ricardo Reinosa le diga que escriba sobre su vida.

Aunque la estructura es muy novedosa y desconcertante, pero termine por engancharte; la forma de narrar es muy sencilla, sin florituras ni rimbombancias, es lo que es, muy natural y actual y, por supuesto, apropiado para la historia. La autora no se anda con rodeos para contar las cosas, no hay tabúes, la vida es así y así nos la quiere contar y nos la cuenta.

Pero no puedo olvidar comentar que también presenta su dosis de drama a lo largo de toda la historia, pero muy de fondo y quizás escondida bajo esos toques de humor, aunque de cara al final, el drama se concentra en un capítulo, dejándote, al finalizar el libro, con un sabor agridulce, a pesar del resto de la historia.

Es un libro que me ha gustado y ha resultado muy dinámico y de ágil lectura. Si os apetece algo diferente, ligero y divertido, pero con toque dramático, este es vuestro libro.

Conclusión final: con una trama sencilla y escritura fluida, unos personajes encantadores a su modo, sobre todo nuestra querida Eugenia y dosis de humor altamente recomendables, os invito a que os adentréis en la lectura de este libro porque ha resultado ser todo un descubrimiento.

PUNTUACIÓN GENERAL (sobre 10): 6,8

miércoles, 16 de mayo de 2012

Jorge Majfud recrea el drama de los inmigrantes



Saltillo, Coah.- Jorge Majfud construyó, en su novela “Crisis”, un mosaico de historias sobre los inmigrantes latinos en Estados Unidos. Como drama común aparecen distintos tipos de violencia que los indocumentados viven en el país extranjero. El escritor uruguayo compartió a Zócalo, durante su visita a Saltillo en el Foro de Investigación Arte y Juventud de la UAdeC, los detalles de este libro que publicará en breve. 

“El miedo, la necesidad de seguridad, el amor, el odio, la envidia, el deseo de superación, son valores universales que los expresa generalmente el arte y están encarnados en situaciones concretas, en este caso a inmigrantes”, expresó el también profesor de Jacksonville University.

Algunas historias que Majfud relata en su novela están basadas en situaciones reales. El escritor recordó el caso de una muchacha embarazada que trabajaba en los viñedos de California durante muchas horas al día. La joven se insoló y murió. “Hubo todo un proceso de ocultamiento, finalmente volvió a su país en féretro, como vuelven muchas personas que mueren en los campos de plantación. 

Actualmente hay testimonios en Florida y en otros estados donde aquellos inmigrantes ilegales trabajan a bajo precio y son sometidos en muchos casos a condiciones de esclavitud, incluso jueces de Estados Unidos han condenado algunos patrones por esa esclavitud, no metafórica, sino estilo siglo 19”, agregó. 

El literato comentó que emigran los pobres, aquellos que no han tenido mucha educación y que no están interesados en delinquir, los que consideran el trabajo como una forma de progreso. “Esta quizá es la razón por la cual los niveles de criminalidad de los latinos en Estados Unidos son más bajos en promedio que la de los americanos mismos. Es un mito creer que los inmigrantes llevan violencia a otros países”, relató.

“No he elegido escribir sobre esas historias, sino que no he podido no escribir sobre ellas”, declaró el novelista. “América Latina no empieza después del Río Bravo, sino dentro de Estados Unidos. Hay muchos estados que son típicamente latinoamericanos. La cultura hispana ha estado ahí mucho antes que la cultura anglosajona. La primera ciudad en Estados Unidos fue española, San Agustín, en Florida. El primer idioma europeo que se habló en lo que hoy es Estados Unidos fue el español, no es una lengua extranjera entonces”, destacó.

Jorge Majfud explicó que si América Latina continúa mejorando su situación económica y no aprovecha eso para realizar un cambio estructural y cultural, es posible que se generen crisis grandes. “El cambio cultural es muy difícil, no se lo podemos pedir a un solo gobierno, eso es imposible, lleva mucho tiempo. Es una obra nacional de educación, de la gente y los gobiernos. Si esa mejoría continúa, entonces la inmigración va a ser menos problemáticas. De hecho tenemos datos que la inmigración mexicana se ha congelado”.

El uruguayo afirmó que en Estados Unidos se están creando leyes racistas, que es, a su juicio, “una decisión política basada en ignorancia de su propia historia”. Paradójicamente los más conservadores han inventado una tradición que nunca existió, porque los padres fundadores nunca fueron conservadores ni se distinguieron por ser gente que vino a imponer una religión, como tanto se dice. 

George Washington dijo claramente que nuestra revolución radica en eso, nuestro gobierno no depende de una religión. Todos esos cambios han sido estrictamente anti conservadores, nadie puede imaginarse una religión conservadora”, concluyó el autor de la novela “La Reina de América”, que obtuvo mención al Premio Casa de las Américas en 2001.
http://www.zocalo.com.mxwwwwww.zocalo.com.mx/seccion/articulo/jorge-majfud-recrea-el-drama-de-los-inmigrantes